El Blog de Grup Xátiva

La sofisticación de lo simple: el pa amb tomàquet

La sofisticación de lo simple: el pa amb tomàquet

Posted on

Decía Leonardo Da Vinci que la simplicidad es la máxima sofisticación. Y eso bien podría aplicarse a lo que sin duda es la insignia de la cocina catalana: el pa amb tomàquet.

¿Puede algo tan simple como una rebanada de pan restregada con medio tomate maduro y aliñada con aceite de oliva y un toque de sal convertirse en un manjar codiciado por todos cuando acudimos a comer o cenar a un restaurante? Tradicionalmente cuentan que se comía con un arenque encima y era una comida de payés. Hoy es una delicia sencilla y a la que quien lo prueba una vez nunca más renuncia. Es una opción gastronómica versátil, que podemos acompañar de butifarras, fuet, jamón, quesos, anchoas, o cualquier otro tipo de pescado adobado o verduritas cocinadas como la escalibada, por ejemplo.

Originariamente se utilizaban rebanadas de pan de payés tostadas, pero nos gusta tanto su sabor que actualmente pocos son los bocadillos de pan de barra que no incluyan en su elaboración como base un buen tomate maduro con el que restregar el pan y un chorrito de aceite de oliva con un pellizco de sal.

El origen de la receta

Según parece esta receta está inspirada en el pan con aceite, dos ingredientes esenciales de la gastronomía mediterránea, ya que el tomate no llegó a la Península Ibérica hasta el siglo XVIII. De 1884 data la primera referencia escrita del pa amb tomàquet, cuando en las casas de payeses catalanas para ablandar el pan reseco de dos días tenían por costumbre untarlo con tomate. El toque final lo proporcionaba un chorro de buen aceite de oliva. Así fue como consiguieron dos cosas: aprovechar toda la comida posible y no tirar nunca el pan y dar origen al plato insignia de la cocina catalana.

Como pasa con las buenas recetas, esas que todos hacemos nuestras, hoy hay quienes además deciden empezar en ritual restregando medio ajo en el pan, lo que le da un toque refrescante y vivificante, para después untar el tomate y aliñarlo todo con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

Y es que no hay nada como un buen pa amb tomàquet para acompañar nuestras comidas. ¡Pídelo siempre que vengas a Grupo Xàtiva! Somos fans y promotores de esta sencilla receta tradicional catalana ¡y que por muchos años así sea!

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *