paella

Aunque no somos ni estamos en Valencia, después de mucho investigar y poner en práctica, algo sabemos y algunas conclusiones hemos sacado de la casi considerada Patrimonio Nacional paella. Así es que, con el permiso de nuestros amigos valencianos, trataremos de daros las claves para conseguir la paella perfecta. Vamos allá:

Qué es una paella

Este apartado lo dedicamos a los más despistados, porque estamos seguros que la inmensa mayoría sabe bien y de buena mano qué es una paella y lo deliciosa que sabe.

La teoría dice que la paella es el recipiente específico en el que se elabora el arroz. Y cuando hablamos del plato, lo que complica el término es eso de ‘valenciana’.
Digamos que podemos llamar paella a cualquier arroz hecho en este tipo de recipiente y, lo que vendrá después del nombre del recipiente, será el tipo o la denominación que queramos darle. La valencia suele elaborarse con carnes de pollo y conejo, caracoles, judías y garrafones. Pero podemos hacer también una paella de marisco. O, en realidad, una mezcla con lo que se nos antoje.

¿Qué arroz debo utilizar?

Es muy importante saber y tener en cuenta que el arroz es un transportador de sabor gracias a su composición, que hace que absorba el líquido en el que se cuece. Por este motivo necesitamos una variedad alta en amilosa como la Bomba, la Sènia o la Vialone Nano. Son algo más caros, sí, pero os aseguramos que encontraréis la diferencia.

¿Con agua o sin agua?

Podemos encontrar en este punto controversia y diversidad de opiniones. Nosotros os proponemos probar sin agua. Agua como tal, claro.
Cocer el arroz solo con agua nos llevará a que la carne quede más dura. Nuestra propuesta consiste en que elaboréis antes un buen caldo con esa carne y luego lo agreguéis al arroz mientras se hace.

En un buen sofrito está el secreto

Más allá de la cocción, uno de los grandes secretos de una buena paella radica en su sofrito. Es por ello que os recomendamos poner el máximo esmero en él.

Olvida el colorante. ¡Azafrán!

Cierto es que el azafrán es una especia cara. Pero tanto o más cierto es que cambiará tu vida cuando sustituyas el colorante por ésta. Esta es otra de las claves de una buena paella.

 

No olvides contarnos el resultado cuando pongas esta consejos en práctica 😉