Marco Zouvek Photography

Nuestro organismo así como nuestros hábitos alimenticios cambian de forma natural con las estaciones del año. Casi sin darnos cuenta nos encontramos llenando la cesta de la compra de frutas y verduras diferentes, según la temporada en la que estemos. Y lo vemos como algo natural, pero, ¿lo es?

En otoño e invierno nuestro cuerpo nos pide vitaminas y proteínas y tal vez por eso consumimos mayor cantidad de cítricos (naranjas y mandarinas, por ejemplo) y de carnes. Necesitamos un mayor número de calorías para mantener nuestra temperatura biológica. ¿A quién no se le hace la boca agua en los meses de frío con un buen cocido, un guiso de puchero o una fabada?

Con la llegada de la primavera y el verano nos sentimos más activos y deseosos de hacer deporte y tenemos más actividad física, y por eso notamos que nuestro organismo se acelera y que la digestión se ralentiza. En estos meses, lo que nuestro cuerpo nos pide es más energía y aporte de alimentos frescos y jugosos. ¿A quién no le apetece un rico gazpacho, una ensalada llena de color, y una refrescante y dulce sandía?

Sin embargo, hay platos que permanecen inalterables en cualquier época del año. Son tan completos, nutricionalmente hablando, que nuestro organismo los reclama por igual ya estemos en verano o en inverno. ¿Sabes de qué hablamos? De nuestra paella, ¡por supuesto!

En nuestros restaurantes del Grupo Xàtiva queremos que disfrutes todo el año de los alimentos de cada estación. ¿Vienes a descubrir nuestras propuestas de primavera?

https://www.grupxativa.com/blog/2017/04/07/nuestras-ensaladas-para-la-primavera/